viernes, noviembre 18, 2016

hay otra cosa?
otra manera?

cuanto es suficiente?

para sanarme
para levantarme.

para reconocer mis daños
verlos
aceptarlos y poder seguir
cuanto?
cuanto.

cuando
esta bueno ya.

individual
todo lo demás es mentira
los colegios progre 
los papas modernos
me copiaron y pegaron.
Mas los miedos y las puteadas
y las cosas buenas.

No me enseñaron a amar.
Amar a fondo.
Quien ama?

No quiero ser pajero.
quiero entender 
los tiempos inventados
ver los modelos
en todos mis actos
ver mi miedo
en los silencios
entre tu y yo.

uno frente al otro
¿quien eres?


Haz quiche


entre el paradigma y la sombra

no puedo pedirte nada
nuestro discurso es como la naturaleza
como nuestro programa
yo lo tengo
en el cerebro
lo estoy viendo
es lo normal.

se escapa del amor
no es amor
mascara blanca inexpresiva.

Detrás te escondes
hambriento
sanguinario
silencioso.

entre el paradigma y la sombra
hay espacio para el amor?

alguien ama?


amamos?


HAZ QUICHE!

miércoles, abril 06, 2016

cuento corto

43 (cuarenta y tres.)

Caminamos juntos por la playa Socos en Tongoy, es temprano aún, las olas revientan y una brisa fresca y húmeda llega a nosotros. Nuestros hijos aun duermen en el departamento.
Yo hablo, tu escuchas mirando hacia delante y hacia la arena, llevas las hawaianas en una de tus manos.

-Yo se que el problema es mío..., este estado, esta letargia, falta de motivación, solo yo puedo salir de acá. Volver a sentir pasión por algo, tener ganas de hacer algo…
-Dicho esto, me pasa que paso días atrapado en  conversaciones eternas, elípticas y repetitivas con mi padre, donde lo culpo de todo lo malo que me pasa, lo culpo por haberme criado así, y principalmente lo culpo por haber sido tan violento.

-Tengo un pensamiento que acompaña todo esto, de muy niño ví la violencia de mi padre, no una violencia física, sino verbal. Esto me hizo tenerle un miedo espinal. Le temía. Y lo amaba, era mi padre. Y quería que el me amara. Pero le temía tanto que no llegábamos a comunicarnos. El quería que yo fuera de una manera y yo sentía que no era de esa forma pero igual trataba de complacerlo en todo, para que estuviera bien. Para que no se enojara.

-En este espiral de gritos en el que caía, la rabia subía de volumen cada vez mas, podía decirme cosas bien ofensivas- hago una pausa, un grupo de gaviotas novatas emprenden su vuelo, todas guiadas por una gaviota mayor, siento pena, ganas de llorar, pero quiero con todas mis fuerzas contenerme, lo logro un poco.-
-Tengo grabado en algún lugar muy dentro de mi el “pero eres wevón!!”o las premoniciones nefastas cuando llegaban mis notas del colegio (esto es una historia aparte) y me decía “con estas notas no te da ni para profesor weon!!” “vas a ser un muerto de hambre” o “vo queris ser como el Pedro weon!?” “UN PERDEDOR!”.

Me detengo un momento. Miro Tongoy al fondo, la efervescencia de la mañana, el ruido del mar y las miles de formas de vida que hay alrededor nuestro, que nos envuelven.

-Es increíble, pero me pasa que despierto pensando en esto de mi primo Pedro. Miro el techo cuando abro los ojos, cuando amanece, soy el Pedro me digo, me convertí en el Pedro. Tengo 43 años, no gano dinero, soy el Pedro.



Te miro y sonrío pero quiero llorar.

-Chuta - dices y justo la espuma de una ola nos moja los pies, como estirándose y extendiéndose alrededor nuestro.

Continuo.

-También pienso que debería superarlo, ya es hora, él vivía en su paradigma, mi madre no tenia los cojones para enfrentarlo y a pesar de todo, se que me quería y me quiere mucho, eso esta a la vista. O almenos quería la imagen que tenia de mi.
-Me parece extraño que un hombre con su preparación, con los libros que leía, ahora, desde mi punto de vista lo digo, como no vio cuales eran mis reales intereses, como no trato de potenciarlos, por que trato de imponerme un camino, que era el de él. Todo esto me convirtió en un gran mentiroso, tuve amigos para la casa y amigos para afuera de la casa. Siempre trataba de mostrar que todo estaba bien, que no había problemas.

-En fin, digo esto y me escucho hablar y me parece tan poco original que me da plancha, es aburrido, común.

-Tu crees- dejo de caminar - que hablar con el serviría de algo? Que le diría? Que se puede hacer ya? Hasta lo entiendo. No quiero herirlo, aun le temo parece y increíblemente siento que aún busco su aprobación. Y como el mismo me dijo un día, el pasado lo puedes usar como un sillón o un trampolín…

Me miras con tus hermosos ojos verdes, estas como a menos de un metro de mi.


Yo te diría que...-una ola revienta en el fondo y no te escucho y nuevamente la lengua de agua nos alcanza y los pies se entierran un poco y esta frío pero es agradable, el día de playa comienza.
me extravie por unos años, 
otros mas,
de mi corta vida.

me perdi en las faldas de otros
me deje llevar por el cómodo rio del sueño, letargo espeso.

deje crecer mi pelo
sobre mi voluntad,
no me engaño, otra vez.

como un patron, no vi el dolor,
cuando me hablaba
cerré mis oídos a mis voces,
deje que la angustia tomara mi pecho,
una y otra vez,
con su gancho eléctrico y doloroso,
dolor fetal.

me extravie por unos años, 
otros mas,
de mi corta vida.

viernes, octubre 09, 2015

emociones ahogadas
sumergidas con tu mano,
apenas un poco más,
es tu cara deformada desde el fondo
el último recuerdo,
y no morir.


cambiar radicalmente
cambio radical
cambio absoluto
cambio sin retorno

No cambiar significa (Morir)


jueves, mayo 14, 2015

CHICO (guión cortometraje)

EXT. TERRAZA PLAYA TUNKEN. DAY

Pablo (77) esta mirando el mar desde un cómodo sillón, al frente tiene una pequeña mesa con dos copas medianas, una pequeña fuente con quesos y aceitunas y un poco de oliva y un poco de limón y orégano.
Pablo mira el mar meditando, escucha el ruido de las olas, el gaznar de las gaviotas, su respiración y un suave piano que proviene del interior de la casa.
Ana (76) sale desde adentro de la casa con el diario el mercurio en una mano y con un vaso de limonada en la otra.

PABLO
Deben estar por llegar. Hace un rato venían por Casablanca.
ANA
(sonriendo)
Si, que rico este momento igual, esta previa, ya tengo las ensaladas listas, tus carnes están en la bolsa esa con el adobo que hiciste anoche, deberías sacarla para que respirara.

PABLO
Si, es verdad, ya las saco.

El ruido del mar parece silenciarlos un rato, el mar inmenso ante sus ojos, una gran planicie de agua, como la vida misma, moviéndose ante sus ojos.

PABLO (CONT’D)
Ana, tengo una pregunta que hacerte.

ANA
A, ver
(dice mientras acerca la copa a sus labios)

PABLO
¿Alguna vez me fuiste infiel?

ANA
(sonriendo)
¿Por que me preguntas eso?

PABLO
No lo se, me desperté con una idea en la cabeza que no tenia hace años.

Pablo da un sorbo a su pisco, mira el mar, un par de gaviotas pasan gaznando muy cerca del balcón.

PABLO (CONT’D)
Por eso te pregunto, dime, no me importa.

Ana deja la copa en la mesa, le pone una mano en la pierna, lo mira a los ojos.

ANA
No, Pablo, no te he sido infiel.

PABLO
¿En serio?, En todos estos años.

Ana lo mira, se aleja un poco, vuelve a tomar su trago, da un sorbo mirando el mar.

ANA
Cambiemos el tema, te vas a poner pesado, me da lata.

PABLO
OK, bueno.

Pablo, mira el mar, se levanta y camina al borde de la terraza. Siente el aire en su rostro. Se voltea hacia Ana, ella lo mira con la copa en la mano, el la mira, piensa, cuanto tiempo juntos, cuantos años, tiene ganas de decirle que esta bonita pero se contiene, toma de su vaso, el sabor del pisco souer es otro sabor que lo ha acompañado toda su vida.

PABLO (CONT’D)
Te acuerdas cuando viajamos a Guatemala, la primera vez?

ANA
Por primera vez, a ver, a Guatemala, yo por primera vez, después de tantos años de ir tu solo, si me acuerdo, nos quedamos en ese hotel preciosos en La Antigua.

PABLO
Bueno, si, ese mismo, te acuerdas de la segunda noche que pasamos en el hotel, después de haber tenido un almuerzo extendido.

ANA
mm, no recuerdo TAN particularmente, pero me imagino que hicimos el amor.

Pablo mira a Ana apoyado en la baranda de la terraza, desde adentro de la casa  siente nuevamente la  música de piano, a veces mas, a veces menos.

PABLO
Si, hicimos el amor, es mas, fue la primera vez que lo hicimos por atrás.

ANA
Si? Ahí?, jaja bueno.

PABLO
Que curioso, dice Pablo, en la perspectiva del tiempo ahora lo veo tan lejano y carente de emoción, mucho tiempo fue un problema para mi.

ANA
Fue un problema?, haberlo echo por atrás, a mi me gusto mucho.

PABLO
Si, a mi también, el tema es que, nunca antes hable de esto contigo, ahora siento que no me cuesta tanto, bueno la cosa es que esa noche, empezamos a hacer el amor, con esa pasión que nos caracterizaba y de pronto llegamos al pequeño amigo, yo tenia la idea, ya que otras veces lo habíamos intentado, era que tu no ibas a querer, o te iba a doler, o algo así, todo en base a experiencias vividas, y ocurrió todo lo contrario, recuerdo que me tomaste el pico, después de ponerte la crema Yes, y te sentaste sobre él con total normalidad, y después te moviste como si fuera algo común para ti, con fuerza.

Pablo juega con una pequeña astilla que sale de la baranda de la terraza siente la brisa marina pasar entre sus dedos, mira a Ana que esta en silencio con las manos apoyadas en sus rodillas.

PABLO (CONT’D)
Después que acabé y te recostaste a mi lado me dijiste textual, “te dejé loco”, que divertido, hasta hoy en la mañana hacia muchos años que no recordaba esto, bueno, eso, después fui al baño y recuerdo haberme pegado ahí el alcachofazo, me quedo una angustiosa sensación que esa no fue tu primera vez por el “chico”. Idea que me acompañó por años...después lo olvide parece, o deje de pensarlo.
Ana lo mira en silencio, casi ha terminado su pisco sour, toma una de las aceitunas negras del bawl, se saca el pelo de la cara.

ANA
Que heavy, tanto tiempo, en todo caso, ¿que importa eso ahora?

Pablo termina su pisco sour.

PABLO
Me imagino que nada, pero bueno, no se si querría saber ahora tampoco, siempre tuve miedo de preguntarlo, sentía que la respuesta era clara, saberlo en ese tiempo hubiera sido terrible, no se si hubiera podido superarlo.

Se quedan ambos mirandose en silencio, Pablo de pie, frente a Ana que esta en el sillon echada hacia adelante con las manos en sus rodillas. a lo lejos se siente una bocina, se escucha una puerta de auto seguida de dos gritos de niños.

NIñOS
(fuera de cuadro, a lo lejos)
Abuela, abuelo!!

Ana toma el plato con lo que quedaba de los quesos y las aceitunas, toma su copa vacia, mira a Pablo, le sonríe.

ANA
Llegaron los niños.

Fin.
C.C.

viernes, marzo 27, 2015


desde el asiento de atrás apenas si se podía ver, a mi lado los balones, pensé en el perro que los vende, en la plata que debía de ganar, no pude sentir la tranquilidad de la noche, iba cagao, apenas podía hablar, no quería caer, esa es la verdad,  pero lo habíamos ensayado mil veces y J dijo que era papa, que estaba calado, esa es la farmacia, bájense acá, retrocediendo a toda velocidad los vidrios volaron en mil pedazos, sonó una alarma, me metí tambaleado con un balón, al lado pusieron el otro, como había aprendido abrí la llave y salí corriendo, el bombazo fue fuerte, pensé en la plata rota, corrí y era como en una guerra, como en un sueño, la media cagada, lleno de billetes, llovían billetes.

martes, julio 15, 2014

Vamos a escribir nuestra mejor historia
esa que nos hace daño,
la que te come el cerebro,
para otros, 
que también te dejarán solo.

jueves, enero 16, 2014

00:14

Nuestro cuerpos tendidos uno al lado del otro,
la noche de verano entra por la ventana abierta como una suave caricia cálida calentando nuestra piel, 
nuestra sangre.

Tu cabeza apoyada en la almohada
en un estallido de rulos castaños.

Tu rostro iluminado por el teléfono y
en tus retinas las imágenes de fotos de otras vidas parecen hablarte, moverse rápidamente, cambiar.


El silencioso verano esta pasando.

jueves, diciembre 12, 2013

Esto es una despedida

Sentado en la terraza o el balcón,
de cara a la velocidad misma del movimiento
del atardecer y la sombra que se posa sobre las cosas
como un gigante invisible pero oscuro que se acuesta,
el naranjo del adiós se mete lentamente entre los edificios pintando murallas,
cortinas, los vidrios sucios.

Tendido sobre el suelo,
vi tu rostro muy cerca mío,
te estaba besando,
mirándonos como cuando congelábamos el tiempo,
a esa distancia tus ojos son mas hermosos aún,
te separaste un poco,
sonreíste y el viento se metió entre nosotros y tu pelo se levantó,
el desierto, de fondo con los tonos rojos del mismo atardecer.
Te alejaste dando unos pasos en cámara lenta y giraste,
sonreías, estábamos en paz,
imaginé que te amaba, que te amé durante tanto tiempo,
que fuimos papás.
Te veías tan joven, pero te ibas,
este era nuestro último momento juntos,
este era el adiós,
que extraño, sentí que irías sonriendo por la vida,
que entregarías tu amor, tu cuerpo,
esa mirada a otro como algún día me la entregaste a mi,
no eres mía,
no eres mía y tomamos nuestras manos y las separamos suavemente,
rozando nuestras palmas con nuestros dedos,
fue tan familiar,
lo sentí familiar,
como el nocturno sonido del mar,
y mientras pensaba que quería que fuera eterno nuevamente te alejaste,
tu cuerpo se alejo,
esto es una despedida,
eres feliz.

martes, octubre 15, 2013

La virgen me mira desde el muro, Como el primer día, Su bondad, la idea repetida de que el tiempo no pasa. La magia de las letras juntas, las palabras. Son sentimientos diarios y Trato de limpiarlos con la respiración. Cuando los ignoro, vuelven con mas fuerza. Como olas o Pulsaciones de vómitos que destruyen mi cara. Nos conocemos de memoria, nos insultamos como desconocidos. Si bien eres mas viejo, Aun te temo, El temor que conozco, Que me enseñaste a conocer, Se activa con tu voz, y esto es para la risa.

sábado, agosto 31, 2013

Una especie de yo creador me habla en las mañanas.
Cuando leo el diario.
Me exige y me demanda.
Me pregunta porque lo he abandonado.
Sensación de eternidad se apodera de mi.
Tengo que parar de leer.

domingo, julio 21, 2013

Es el deseo de tu piel el que me baja por la guata Como una comida liquida Llena el vientre Se hincha y explota en el calor de tus pies y manos. Son los pequeños ojos cafés, La vida que va aumentando, Como el agua que llena un vaso. Algún día tendremos que despedirnos para siempre, Algún día, En un terminal de algo, Tu partirás o yo partiré, Y seremos recuerdo,, el olor de tu pelo,, mi olor será recuerdo La carne viva de tus brazos Tu pecho hinchándose al llenarse de aire, El calor de tu cuerpo pegado al mío, como imágenes, película, cine.

domingo, mayo 05, 2013

En la plaza las caras son tristes, los padres y los celulares, pantallas que brillan en los ojos, como pequeñas luciérnagas en un frasco de vidrio, entre acá y no se donde, la vista adelante, donde te vas?, Trato de estar. Quiero estar. Espejos en mi cara dibujan mi rostro anciano y calvo. dibujan mis palabras, éxitos y mas fracasos, me odio por esto, ridículo pobre hombre preso de la imagen.

jueves, mayo 02, 2013

Espacio de hoy, un poema, la cabeza al amanecer, la luz tras las cortinas, otro día más. No hay razón para dudar, no hay cambio, no como en el lago gris metálico, que no deja de respirar y ronronear entre los cerros, llenos de vida y verde y agua. Soy pequeño, y somos todos, no tu manos, no tus pies, tan lejos ahora, tan cerca cada noche, es el olor del tiempo, el paso y las canas incrustadas en las arrugas cuando sonrío.

jueves, marzo 28, 2013

super-ravo

Salí caminando en dirección al supermercado, el efecto somnoliento del ravotril le daba a la calle un carácter 3D extraño, el viento moviendo los arboles un poco mas lento y el sol lateral de la tarde tiñendo las ramas de color naranjo al igual que las cabezas y cuerpos de las personas que iban por ahí. En el supermercado compré cuatro cosas que tenia que tener en la casa esa noche, queso de cabra, huevos, tomates, un "chapsui" de verduras y unos vasos cantineros a dosmilnuevenoventa, es un supermercado pequeño, emplazado en la parte de abajo de un caracol por lo que nada es muy armónico, los pasillos son pequeños, esta todo apretado. Estoy en la fila, con mi carro, de pronto llega una mujer joven, una mina, en sus brazos cursados lleva dos cajas de cereales mas otras cosas, todo amontonado, mira la caja-cajera, mira la fila, me ve a mi, después de un segundo me pregunta si puede compartir el carro conmigo, yo no lo pienso mucho y le digo, claro, por supuesto, con una de mis manos abro esa parte para los niños que tienen los carros de supermercado, pensando que en ese lugar podría poner sus cosas, ella dice, las pongo ahí?, yo digo, yo creo, o si quieres ponlas abajo, ella dice, no, esta bien (tiene un acento medio caribeño) las pongo ahí. Era de mediana estatura, usaba unas patas negras y tenia puesto una especie de camisa media transparente de un color anaranjado que permitían verle un poco la espalda y la guata, era de cara angulosa pero atractiva, un aire de Meryl Streep joven, le pregunte , de donde eres?, de Colombia me respondió sacándose el pelo rubio de la cara mientras avanzaba en la parte delantera del carro. Y hace mucho que estas en Chile?, pregunte, siete meces, vine a estudiar, empiezo en Marzo, al decir marzo arrastro un poco la o, igual me a costado un mundo instalarme, por que? pregunto, la gente chilena es desconfiada, demasiado, ella empuja el carro desde la parte de adelante por el pequeño espacio…. pero ahora estoy feliz, mientras habla comienza a entregarle sus cosas a la cajera, me puse a vivir con una amiga, que buena, le respondo, amiga Colombiana?, no, me dice ella, sonriendo, tenia linda sonrisa, no Chilena, una amiga que conocí en el yoga, bueno, le digo, el yoga es un buen lugar para conocer gente, me sonríe nuevamente mientras termina de poner sus cosas en la bolsa, si, es un buen lugar, bueno, me dice, a ver si nos vemos un día por acá, si, le digo yo, a ver si nos vemos de nuevo, me mira un segundo mientras se aleja con la bolsa tomada con las dos manos y su bolso colgando de un hombro, tienes un numero? me dice, si, claro, digo yo, tienes un bolígrafo? le pide a la chica que estaba ayudando a embolsar lo que yo estaba comprando, ella la mira y se toca los bolsillos de los pantalones moviendo negativamente la cara, sin decir nada, yo digo, pero tu dame el tuyo, ella me mira y dice ok, yo saco mi teléfono y anoto el numero. Bueno chao, chao, la veo alejarse y detenerse en la puerta a decirle algo a una señora mayor, 12500 me dice la cajera, saco los billetes de mi bolsillo y pago, vuelvo a mirar y ya solo hay muchas personas caminando de un lado a otro, tomo mis bolsas, creo que son muchas y tengo que caminar dos cuadras, pienso en ella, algo de nervio recorre mi cuerpo, supongo que es posibilidad de llamarla, pienso en su juventud y en mis 20 años de casado.

miércoles, diciembre 12, 2012

Esta droga es como un cambio en las líneas del tren. La palanca hacia atrás y los rieles a la otra línea. Más tranquila. Ficticia.

jueves, octubre 25, 2012

Una historia
Detrás de muchas personas
Que pasean kmo palomas anchas y negras.
Una o mil historias terribles
Dentro de cada cabeza infinita,
Cada fealdad,
Cada gesto,
Cada adivinanza....
la posición de mi ojos,
El delicado movimiento de los músculos de mi cara.
Apoyado hacia ti.
Éxito con éxito.
El joven corto el teléfono, desde la pequeña caseta de madera, atravez del vidrio gastado y sucio veía la figura de su padre, sentado en la camioneta, con el codo afuera de la ventana y la mirada hacían él con las cejas juntas, como enfocando algo imposible de ver bien. El motor encendido era un ronroneo etereo en medio del silencio de aquel lugar. Su viejo lo esperaba, se notaba nervioso. El sentía un tapón en su pecho.
Y en su oído, el eco de lo que acababa de escuchar.
Vete de ahí.
Debe tener calor. Pensó.

lunes, octubre 22, 2012

me quede pensando, en aquel momento de la despedida final, de tu imagen por última vez, tu cuerpo, tu cara, ojos, boca, manos. tu figura en la puerta, no se porque, antes de decir adiós.

lunes, octubre 08, 2012

Esperando, la tarde fue lo mismo de siempre.
Una roca esperando en el mar la siguiente ola.

El ruido. Como una bolsa de piedras rodando.
Y mis oídos tapados.
Y mis ojos.

jueves, agosto 09, 2012

Obrando relativamente bien. Pensando en cosas hermosas. Como tu piel y mi piel juntas. Como tomarte entre los brazos. Apretar abajo de tu cintura con mi pecho y hombro y sentir el volumen de tus nalgas.

miércoles, agosto 01, 2012


Mi muerte.
Un pasillo. A mi lado, el pequeño hombre de nariz aguileña, vas a morir ahora, mire hacia el frente, al final del camino gris, de muros de cemento con madera, de techo abierto, cielo azul, había una especie de silla de madera delgada, en la punta una correa de cuero, para el cuello imagine. Me van a cortar la cabeza?. Me cague de miedo, trate de escapar y una mano gigante de un gigante que iba a mi izquierda me tomo del cogote, como a un pollo, recuerdo que pensé algo como, realmente cague? No puede ser! voy a morir, llore? recién estuve haciendo cualquier cosa, y voy a morir ahora, sentí que no tenia escapatoria, un gran vacío en la guata.

Ahora que lo escribo me suena a lugar común, ahora que lo digo.

miércoles, junio 27, 2012

Hoy he estado pensando
En lo inmóvil de las cosas
En la quietud
En las no ganas.

No me levanto y el día se aclara afuera y
No deja de nublarse
En el espíritu y
No se que hacer y
No veo, ahora.

domingo, junio 10, 2012

Díez años de falsos comienzos se convirtieron de pronto en la idea adecuada, el escenario adecuado, el día y el momento adecuados. Escribí el cuento sentado al aire libre, con mi maquina, en el jardín. Al cabo de una hora había concluido. Se me habían erizado los pelos de la nuca y estaba llorando. Sabia que había escrito el primer buen cuento de mi vida.
Ray Bradbury (1920-2012)
Zen en el arte de escribir.

viernes, junio 08, 2012

El topo

Hay momentos tan densos, formados por tanta materia, que los personajes no pueden vivirlos mientras ocurren. John Le Carré

martes, junio 05, 2012

Un poco mas positivo
Tiro el meado a la tasa
Al centro, en el agua.
Se viene el amanecer,
En un rato.
Sentado en la comodidad de mi casa, me di cuenta que el tiempo se había acabado, ahí estaba en la puerta, acabado y presente como un gigante mendigo. Solo mufaba.

jueves, abril 26, 2012

otra mañana

Otra mañana más y no se donde ir. Vuelvo la vista y ya no estas en la ventana. Camino por la calle sintiendo el frío atravesar mi ropa y mis pasos, el aire es fresco y liviano, amo las mañanas. En el metro todos van vestidos de negro, incluso yo, miro los rostros, los ojos de las personas y me parecen tristes. Me parecen fomes y oscuros. Zombies. El metro avanza y ya estoy en el centro. Aun es temprano. Y no se donde ir.

no puedo dormir

no puedo dormir, la noche nuevamente detrás de mi cortina se aclara a cada segundo. en mi cabeza el último correo que mandaste que como una emoción que va y vuelve, me toma la guata, pienso y me repito una y otra vez la historia, te hablo una y otra vez, entierro mi cabeza en la almohada, una vuelta y otra. creo que eres injusta/injusto hago el problema mío y no puedo pensar ni dejar de pensar.

miércoles, marzo 14, 2012

un tal Roman

nada mas punk

nada mas punk
que la vieja de la esquina
con su mano estirada
su pelo enmarañado y gris
la curva de su parada,
sus uñas negras, mugrientas
nada mas punk
que el escupo en la cara
que tus piernas cruzadas, cerradas,
que la indiferencia
que las patadas
nada mas punk
que esa risa vacía
y las manos blandas y sudorosas.
voy a tratar de concentrarme,
traer a mi memoria aquel momento
que recuerdo como mágico,
donde sus palabras fueron mas que simples palabras,
con su pelo rubio, cara aguda, mirada de madre,
enérgica,
"tienes que hacer que las palabras digan lo que tu quieres decir, no lo que ellas quieran..." ........eso es mas menos,
puede no sonar la gran cosa,
pero para mi mente de niño
fue todo, de echo.

lunes, marzo 12, 2012

Día de primos (instantes eternos).

Una mañana, un findesemana, suena el teléfono, tu madre contesta, desde la cama tratas de escuchar, los pasos por el pasillo, tu puerta que se abre, pregunta tu tía si quieres ir con ellos a Fantasilandia, tus ojos se llenan de emoción, te levantas corriendo, sales al patio, tu padre esta sentado en la mesa del desayuno, el calor del verano, el olor a damasco, lo miras, le dices que no vas a poder ir a correr porque vas a Fantasilanda, tu padre te mira, has lo que quieras, captas su enojo, crees captarlo, lo sientes, pero Fantasilandia es mas fuerte, estas en todos los juegos, ríes, transpiración en tu frente, alegría infantil, la tarde y el dia que se van, tu tía llama a casa, algo atrasados, te preocupas, piensas en tu padre, debe estar enojado, corriendo te bajas del auto, con tus primos, una carrera, entras a casa, tu mama está en la cocina, ese ambiente tenso y angustioso también, tus primos no lo notan, corren hacia tu padre, en su pieza, lo recuerdo sentado en su cama, todos lo saludan, el saluda con abrazos, crees que no esta molesto, destello de alivio, te detiene en seco, tu no me saludas, rompiste un compromiso que tenias conmigo, solo lo miras, instantes eternos, tu alma se rompe también.

lunes, febrero 06, 2012

sumer tales

Se agazapó detrás de unos arbustos. Solo se veían a lo lejos pequeñas zonas de luz amarilla producto del alumbrado publico que dividian el pasaje en tres grandes partes. De pronto lo sintió, un golpe en la cabeza, negro y seco. Algo como sudor caia ahora por su cara, tomo una pequeña piedra que sus manos recogieron del suelo palpando, antes de la piedra toco algo que pensó es una colilla de cigarro, arrojo la piedra, quizas grito algo, sus amigos a lo lejos con las manos en alto se dejaban ver poco a poco, como una tribu de indios, el juego había terminado. Sin saber por que, salio corriendo desde su escondite, corrio hacia el grupo de amigos que estaba al centro del pasaje, paso junto a ellos sin detenerse, algo le dijeron, noto caras de sorpresa, salto la reja de su casa y fue en el reflejo de la ventana de la cocina donde pudo ver su rostro lleno de sangre, se detuvo frente a esta imagen bizarra, se acerco al vidrio para poder verse mejor, pudo sentir el calor de su aliento, olor a papas fritas y sangre, sonrío a la fuerza y vio sus grandes dientes blancos.

miércoles, febrero 01, 2012

L by L

L.

tu sonrisa se me mete en los poros
tu cuerpo de niño
en mi brazo contenido,
te aprieto y trato de guardar el momento
de tu cuerpo contra el mío, tu calor, tu olor.
sierro los ojos
y se me va de las manos
como agua o arena.